Un equipamiento en vidrio en la lista de los buenos propósitos para el 2019

Cómo aprovechar los complementos de diseño para crear espacios relajantes en los que ser más productivos y energéticos

Sabemos que enero ha sido siempre el mes de las buenas intenciones. Comer mejor, ser más productivo en el trabajo y enfocar los nuevos objetivos con más energía y ganas de involucrarse. No todos, sin embargo, con el frenesí de tener una fecha límite, han tenido tiempo para hacer previsiones sobre aquello que se desea proyectar para el 2019. Tenemos un pequeño truco para engañar al tiempo: utilizar el Fin de año  Chino a principios de febrero para hacer balance de la situación y poder elaborar, finalmente, nuestra lista de nuevos propósitos.

El equipamiento dentro de las tareas a realizar durante el 2019.

La primera regla para crear una lista impecable del "Qué hacer" es, sin duda, la de escuchar las propias necesidades, tratando de eliminar aquello que limita nuestro bienestar, y poder, de esta forma, concentrarnos en los aspectos que pueden mejorar nuestro día a día.
Sabemos cómo el entorno en el que estamos inmersos a diario puede influir en este estado de bienestar o malestar. A continuación presentamos algunos consejos, en el sector del interiorismo, para incorporar a nuestra lista de buenos propósitos, y vivir un año positivo lleno de éxitos.

Tratar cuerpo y mente con un equipamiento en vidrio.

Para mejorar nuestro estado psico-físico, sin duda, es indispensable actuar sobre el entorno que nos rodea, para convertirlo en lo más acogedor posible. ¡Vamos a probarlo! Visualiza mentalmente un paisaje que te suscite relax, un lugar que te haga sentir especialmente cómodo. Ahora compara tu imagen con el lugar donde pasas la mayor parte del tiempo, sea la oficina o el estudio ubicado en tu casa. ¿Qué diferencias contemplas entre las dos imágenes? ¿Visualizas colores más brillantes y espacios más abiertos o bien una quietud y una tranquilidad en tu paisaje ideal frente a la atmósfera estrecha y cerrada de tu entorno actual de trabajo? Pues bien, inspirados en esta imagen ideal, tenemos el reto de intentar concretarla, utilizando ese espacio concreto y convertir el sueño en realidad. El primer paso para cambiar este espacio a la disposición deseada, es proporcionar los complementos y el equipamiento adecuados.
Un equipamiento en vidrio puede ser un gran aliado en esta batalla por el bienestar.

¿Por qué elegir un equipamiento en vidrio?

El diseño en vidrio es sin duda la mejor elección si aquello que se busca es combatir la clausura que inevitablemente se crea dentro de una habitación. A modo de ejemplo, aunque nuestra oficina pueda ser amplia, todo aquello que introducimos dentro de ella, lo percibiremos necesariamente como un espacio limitado.
El uso de un equipamiento en vidrio ayuda a no contener este cierre, multiplicando visualmente el tamaño del espacio y colaborando en el desarrollo de un ambiente relajado que logre estimular la creatividad. Las principales características de un equipamiento en vidrio permiten:

* Un mayor filtrado de luz en la habitación
* La ausencia de vibración a causa de los colores
* La posibilidad de remodelación del espacio en el momento que se desee.


Las propiedades del vidrio permiten, de hecho, explotar al máximo la luz que viene del exterior, sin crear áreas de sombra que restrinjan aún más el espacio y, al mismo tiempo, evitar perturbar nuestra concentración al no presentar ningún color que pueda afectar nuestro estado de ánimo. Las vibraciones que se desprenden de los colores pueden actuar positivamente en nuestro cuerpo, pero también pueden convertirse en un elemento de distracción que disminuya nuestra productividad. Por último, precisamente porque es neutro, un equipamiento en vidrio permite un cambio en el aspecto de la oficina cada vez que se desee.

11/12/2018
11/04/2018
11/03/2018
11/11/2017
11/12/2017
11/10/2017
I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.