Cómo construir un espacio de trabajo estimulante y productivo

Una pregunta de gran actualidad es cómo convertir el lugar de trabajo en un espacio cómodo para poder aumentar la concentración y, en consecuencia, la productividad. El lugar donde trabajamos afecta nuestro estado de ánimo de forma positiva o negativa y por ello nuestro rendimiento durante las horas que pasamos en la oficina se puede ver afectado.

La luz como mejor aliado

La luz que convierte la oficina de vidrio en un espacio precioso

La luz natural es la protagonista de las oficinas en vidrio

El potencial que tiene una iluminación adecuada en el lugar de trabajo es, cada vez más, objeto de estudio, y que en los últimos años ha llevado a cabo la institución Human Centric Lighting investigando sobre los efectos que la luz tiene en los seres humanos. Aunque hay razones para mejorar la iluminación artificial para adaptarse a nuestras necesidades, está claro que la mejor fuente de luz es sin duda la luz natural.
Es, en efecto, la única que permite al organismo humano funcionar de manera perfectamente eficiente gracias al cambio de intensidad y color que se produce durante las diferentes horas del día.
Las condiciones óptimas de iluminación afectan inevitablemente el rendimiento de cada uno de nosotros, de la concentración a la productividad. Por esta razón, una oficina que explota al máximo el uso de la luz natural o de una iluminación artificial adecuada, aumenta el nivel de bienestar psicofísico y favorece el proceso creativo. Un entorno luminoso, de hecho, permite trabajar de una forma más focalizada aliviando esfuerzos excesivos de la vista que pueden impedir el buen rendimiento en el trabajo, fatigando la cabeza.
¿Cómo permitir, dentro de la oficina, una difusión igualitaria de la luz?
Una excelente solución a este problema está en el uso de paredes divisorias de vidrio en detrimento de las paredes habituales. El interior de los espacios de trabajo quedará favorecido por una mayor radiación de la luz proveniente de ventanas y ventanales y, al mismo tiempo, una mayor difusión de la misma con un menor uso de la iluminación artificial.


Espacios amplios para estimular las ideas

Paredes de vidrio divisorias entre los espacios de la oficina

Paredes de vidrio divisorias conectando las estancias

De la mima manera que sucede con la luz, los espacios amplios también favorecen la relajación de cuerpo y mente, concediendo un respiro a la frenética rutina laboral.
En este sentido, el open space ha sido utilizado de forma inadecuada durante años como una solución fácil al intercambio y la colaboración entre compañeros en la oficina.
Varios estudios, sin embargo, como el realizado en los Estados Unidos por el dr. Kim y Dear, ha resaltado que con frecuencia la ausencia de divisiones físicas puede provocar también una fuente de estrés. La causa se encuentra en la gran cantidad de distracciones que, por contra, se ven limitadas dentro de una oficina separada en varios espacios.
Algunas de las distracciones más típicas son de tipo acústico.
¿Cómo conciliar el beneficio de trabajar en un espacio abierto con los beneficios del poder trabajar sin perder la concentración?
Una vez más, las paredes divisorias de vidrio pueden ser la unión idónea entre apertura de espacios y alejamiento de los elementos de distracción. Mediante el uso de un elemento estructural en vidrio es posible dar continuidad a los espacios ampliando sustancialmente la percepción de apertura dentro de una oficina, y al mismo tiempo sin romper la privacidad necesaria para el desarrollo normal del trabajo.


La potencia de los colores

Oficinas con un equipamiento en vidrio de color

La potencia los colores en las oficinas y el efecto del vidrio

A través de la teoría corpuscular de la luz, Newton demostró cómo la luz se compone de la suma de todos los colores. Posteriormente, a través de los estudios sobre el color, nos encontramos con la institución de la Cromatología que a lo largo de los años se ha ido aplicando en diversos campos. En el diseño de interiores ha tenido un fuerte impacto sobre todo en todo aquello relacionado con la influencia de los colores en nuestro estado de ánimo.
¿Qué colores son los ideales para utilizar en la oficina?
Los colores cálidos son portadores de gran vitalidad, por lo tanto son muy recomendables en lugares de trabajo, aunque deben dosificarse para evitar la creación de espacios excesivamente enérgicos y agobiantes.
Estos son los más indicados:
* El naranja, que estimula la creatividad y es un antídoto ideal contra el cansancio
* El amarillo favorece las funciones psíquicas como la atención y el aprendizaje y al mismo tiempo reduce la somnolencia
Los colores fríos favorecen el relajamiento aliviando la presión arterial.
Los principales son:
* El verde es perfecto para la reflexión y la calma, por lo tanto, es ideal en espacios dónde se organizan reuniones de negocios, cursos de formación o seminarios
* El violeta ayuda a moderar la irritabilidad y estimula la inspiración, convirtiéndolo en un aliado en el interior de las salas de reuniones.
* El azul es por excelencia el color de la relajación, es ideal para favorecer el relajamiento y es un anti-estrés ideal.


Música que ayuda en la productividad

La música mejora nuestro trabajo

La música en la oficina puede aumentar la creatividad



Hemos visto cómo el ruido afecta negativamente en los espacios de trabajo y cómo las paredes divisorias de vidrio pueden combinar los diferentes aspectos positivos de iluminación, amplitud y concentración.
Sin embargo, no podemos decir que siempre se pueda trabajar en un ambiente totalmente libre de distracciones. Para una mayor concentración, el uso de la música puede ser una buena opción.
Estudios recientes, como el realizado por la compañía inglesa especializada en neuromarketing Mindlab, demuestran cómo el escuchar música favorece el aumento de la atención y la productividad, estimulando asimismo la creatividad. Contribuye, también, en la reducción de estrés, lo que permite un mayor rendimiento laboral.
Es fundamental elegir la música óptima para cada uno de nosotros y el uso de auriculares para evitar más distracciones en caso de que nos encontremos compartiendo la oficina con más colegas.


La vista puesta en la naturaleza como método de relajación


Todos hemos experimentado los beneficios de caminar por el parque o contemplar un hermoso paisaje.
Aunque no siempre es posible tener ventanas o ventanales que den a zonas verdes, estudios recientes han demostrado que la presencia de plantas dentro de la oficina aumenta la productividad en un 15% en comparación con los entornos que no las tienen.
Lo ideal sería que en cada escritorio hubiera una planta dónde poder descansar la vista para que todos pudieran beneficiarse de su presencia.
También ubicarlas en áreas de relax o zonas de paso, para que todo el mundo pueda tener contacto.

Interiorismo y naturaleza, un binomio perfecto

Cuando la naturaleza entra a formar parte del proyecto de interiorismo en vidrio



Como sostiene el sociólogo polaco Bauman en su libro Vida líquida, vivimos en una sociedad que cambia continuamente, llena de interacciones rápidas y que se presenta flexible dentro de cada ámbito, desde la esfera individual a la esfera pública y profesional. Por esta razón, debemos adaptar esta visión líquida a la arquitectura que nos aloja a diario, permitiendo que el espacio pueda favorecer y facilitar la cooperación.
No levantamos muros donde podemos construir puentes. Abramos la vista en el horizonte a través del uso de paredes divisorias de vidrio que no limiten sino que permitan aumentar nuestra productividad.

07/08/2013
07/03/2018
07/07/2013
07/10/2018
07/10/2013
07/04/2013
I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.