Ambientes para disminuir el estrés en el lugar de trabajo.

Espacios y soluciones modernas para crear un entorno de trabajo relajado que favorezca la colaboración.

Las oficinas son espacios en constante cambio. Sus entornos evolucionan más rápidamente que nunca debido al cambio social en el que están inmersos. La nueva era digital y la apertura de empresas a modelos de trabajo smart-working está favoreciendo un análisis más detallado de los diferentes espacios para habilitar en el interior de una oficina. Si en el pasado la principal preocupación era tener una sala de reuniones y un espacio para trabajar, hoy ya no nos limitamos a considerar suficientes estos dos aspectos. Tenemos la necesidad de mirar más allá de los entornos de trabajo más básicos para poder construir un espacio laboral en consonancia con el tiempo actual, unos ambientes que permitan fomentar la creatividad y un mayor intercambio de interacción. Veamos cómo las oficinas van evolucionando de un simple despacho hacia una realidad inclusiva más auténtica.

La luz que convierte la oficina de vidrio en un espacio precioso

La luz natural es la protagonista de las oficinas en vidrio

Poner la vista en el horizonte

Antes que nada, sabemos que las limitaciones de espacio típicas de un ambiente cerrado son a menudo causa de abatimiento emocional y malestar. Una solución de diseño más moderno trataría de aprovechar unas paredes en vidrio para oficinas y beneficiarse así de un respiro visual más amplio. Las paredes divisorias de vidrio son, de hecho, las más óptimas para lograr filtrar una mayor cantidad de luz en el interior de los espacios de trabajo, permitiendo aprovechar los beneficios psicofísicos derivados de la exposición a la luz natural. Sabemos que la luz condiciona nuestro estado de ánimo, estimulando el resurgimiento de sensaciones positivas y pensamientos agradables. Trabajar en un ambiente bien iluminado ayuda a sentirse más enérgico y actúa como propulsión para empezar el día con el máximo rendimiento. Las paredes de vidrio dentro de las oficinas pueden resolver, además, el gran inconveniente causado por el molesto ruido que suele haber en zonas con grandes espacios abiertos. El ruido es, también, una fuente de estrés y un medio de distracción continua en el lugar de trabajo.

Un recorte de naturaleza dónde descansar la vista.

Las zonas verdes en las oficinas aumentan año tras año. De la sencilla planta sobre el escritorio hemos llegado a los jardines interiores dentro de los espacios laborales, que permiten a los trabajadores beneficiarse de las numerosas ventajas que aportan las plantas. No sólo tener contacto con el verde, aunque sea en maceta, contribuye a relajarse por la serenidad que aporta el contacto con la naturaleza. Tener plantas en la oficina ayuda a mejorar la calidad del aire y, por lo tanto, contribuye a crear un lugar más saludable en la que pasar las principales horas del día. Una de las últimas tendencias de moda es reservar una zona con un invernadero protegido por paredes de vidrio, para evitar, de esta manera, las posibles molestias provocadas por la aparición de insectos atraídos por una zona de vegetación más extensa.

¿Y cuáles son los espacios dentro de una oficina moderna que podemos separar a través de divisorias en vidrio? En una oficina contemporánea e innovadora los principales espacios que favorecen la tranquilidad son:
- la cocina
- la zona de relax
- la zona de entretenimiento

Interiorismo y naturaleza, un binomio perfecto

Cuando la naturaleza entra a formar parte del proyecto de interiorismo en vidrio

Un entorno familiar para disfrutar de las comidas

Un espacio que aún se subestima es el de la cocina. La zona equipada con pequeños electrodomésticos para poder conservar y calentar la comida o incluso preparar un café se considera, a  menudo, un espacio superfluo en el momento de la asignación de las diferentes salas en una oficina; pero en cambio, ésta, contribuye a crear un ambiente de familiaridad en el lugar de trabajo, una división hogareña que genera una sensación de relajación y ayuda a crear un pequeño espacio personal incidiendo en el bienestar de los empleados. Además de ofrecer la posibilidad de comer aquello preparado en casa, favorece en gran parte el intercambio entre colegas. Si lo pensamos bien, compartir un plato hecho en casa es muy diferente que hacerlo en la cantina de la empresa. Además, es mucho más fácil conseguir un ambiente más relajado lejos del caos que a menudo existe en los puntos de refrigerio para quien prefiere disfrutar de una comida en tranquilidad.

Un espacio diseñado para disipar tensiones acumuladas.

Un lugar dónde relajarse, sentarse en un sillón o acostarse en un puf es esencial para mantener la productividad en las oficinas modernas. La zona de relax es un espacio adaptado para poder usar durante el día en situaciones inevitables de estrés o incluso en momentos de cansancio o baja productividad. El estrés es una de las causas que aumenta el riesgo de confrontación y malestar dentro de las empresas. A nivel Europeo, se conoce que el 5% de los trabajadores que sufren situaciones de estrés en el trabajo toman en consideración la idea de dejar el empleo debido a las fuertes repercusiones psicológicas y físicas causadas. Queda claro, por lo tanto, la importancia de dar a la mente un espacio de descanso, un momento dónde poder respirar para recuperar la energía invertida previamente y sentir el lugar de trabajo como un espacio más agradable. Reducir los niveles de estrés relaja y facilita la relación y colaboración entre colegas, permitiendo al mismo tiempo el aumento de la productividad. Tener la posibilidad de cambiar de perspectiva visual, sumergirse en una atmósfera diseñada para no sobrecargar la mente, permitir refrescar ideas en un estado de calma más duradero. El uso óptimo de colores para favorecer un mayor estado de relajación como el celeste o el azul.

No hay una isla detrás de tu escritorio.

Una tendencia en los últimos años que se está consolidando gradualmente en las Smart office más vanguardistas, es la inclusión de una zona de entretenimiento acompañada de mesas de ping-pong y futbolín. Del mismo modo que en la zona de relax, este entorno es el antídoto perfecto contra los niveles de estrés y cansancio que pueden afectar al trabajador después de muchas horas concentrándose en una tarea. Reactivar el cuerpo a nivel motor, nos revitaliza permitiéndonos ser más reactivos y atentos. Además de aumentar el enfoque, simultáneamente descarga tensiones acumuladas, favoreciendo un estado tangible de bienestar. Concederse una partida con un compañero facilita la creación de relaciones que van más allá de la mera interacción laboral, fortalece amistades y ayuda a crear un entorno de intercambio saludable y productivo. Divertirse estimula la creatividad y aumenta la sensación de integración en el lugar de trabajo. Además, brinda la oportunidad de conocer y estar en contacto con personas con las que no se suele trabajar, lo que permite aumentar la confianza con otros compañeros y contribuye a establecer un grupo cohesionado.

05/07/2012
05/09/2012
05/10/2012
05/03/2012
05/02/2018
05/08/2012
I contenuti di questo sito non hanno carattere di periodicità e non rappresentano 'prodotto editoriale'.